Noticias

23/03/2018
El secretario técnico del COIAL, Pepe Carbonell, reclama una legislación armonizada para mejorar el sector ganadero valenciano

El Colegio de Ingenieros Agrónomos de Levante ha acudido esta semana a la jornada La problemática de la gestión de purines y legalización de granjas: posibles soluciones. La cita era en la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, y estaban invitadas diferentes organizaciones agrarias, asociaciones de productores e ingenieros agrónomos.

Por parte del COIAL intervino su director técnico, José Carbonell, que agradeció la invitación a un encuentro «en el que se nos pide la opinión y se nos da voz todos los agentes intervinientes en el sector ganadero, y eso es vital para poder mejorar».

Falta de legislación no armonizada

El primero de los problemas que el COIAL ponía encima de la mesa es el de la falta de una legislación armonizada. «La legislación vigente tiene treinta años de antigüedad y obliga a ejecutar los trámites de impacto ambiental y de prevención de la contaminación por separado, lo que impide coordinar las diferentes normas de carácter autonómico, local y sectorial, puesto que son contradictorias en algunos puntos». Por todo ello, Carbonell pidió «una nueva ley que agrupe todos los procedimientos y esté armonizada con la estatal y las del resto de autonomías. Una vez aprobada dicha ley, sería necesario publicar un decreto específico de ganadería para regular de manera específica su problemática».

Incumplimiento de plazos

Otro de los problemas que señaló Carbonell es el del incumplimiento sistemático de los plazos, «puesto que en la práctica no existen procedimientos simplificados, lo que ocasiona que todos los casos tarden lo mismo en resolverse». De nuevo, el secretario del COIAL pide la creación de una nueva ley y su correspondiente decreto de ganadería «que facilite la interpretación, clarifique las responsabilidades de la función pública y apueste por extender el modelo de convenios de verificación documental como el que tenemos firmado con la Conselleria de Agricultura para las autorizaciones ambientales integradas. Es un modelo que ha dado excelentes resultados y que alaban nuestros colegiados».

Diferencias de criterios técnicos

Los criterios técnicos son otro de los caballos de batalla para el COIAL. Según Carbonell, «las diferencias de criterio entre unos funcionarios y otros son notorias, y eso es algo que va contra la igualdad de oportunidades». Por eso, vuelve a pedir una nueva ley que, en este caso, «defina la labor y responsabilidad del funcionario, que deje poco margen para la interpretación personal y que impida que los funcionarios puedan rehacer proyectos a partir de su punto de vista».

Como resumen de su intervención, Carbonell recordó que la protección del Medio Ambiente «es algo obligatorio, no opcional», y pidió que este hecho «no se vea como una amenaza, sino como una oportunidad». Finalmente, propuso «la publicación de guías de orientación y mapas de procedimientos administrativos que permitan a todos los profesionales orientarse mejor cuando se enfrentan a procesos tan complejos».




Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información. [Más información]

cerrar