Noticias

18/05/2018
El Ayuntamiento de Manises, condenado por impedir firmar un proyecto a un ingeniero agrónomo (*)


- El juzgado de Lo contencioso Administrativo nº 2 de Valencia ha estimado parcialmente el recurso presentado por el COIAL y la sentencia es firme

- El alcalde no respondió la carta del decano, Baldomero Segura, en la que le alertaba de la irregularidad y advertía de consecuencias legales

 - El ingeniero agrónomo afectado y el abogado del COIAL han recibido trato indigno por parte del técnico municipal

 

“Han dilapidado a sabiendas el dinero de los contribuyentes para defender intereses corporativistas”. Así de tajante se muestra el decano del COIAL, Baldomero Segura, tras conocer la sentencia que acaba de dictar el Juzgado Contencioso Administrativo nº 2 de Valencia que da la razón al Colegio de Ingenieros Agrónomos de Levante frente al Ayuntamiento de Manises. El motivo, la discriminación arbitraria de un ingeniero agrónomo al que una resolución del alcalde, Jesús Borràs i Sanchis, con el aval del arquitecto municipal y dos Técnicos de la Administración General, impidió firmar un proyecto de reforma interior de un local comercial para un bar restaurante. Se da la circunstancia de que hasta ahora los ingenieros agrónomos no habían tenido problemas con este tipo de proyectos en este mismo ayuntamiento, y la paradoja de que el mismo ingeniero firmó un proyecto muy similar justo a lado de donde se proyectaba la reforma objeto del conflicto hace cuatro alños. Entonces, los mismos técnicos no pusieron ninguna pega.

 Una decisión en contra de la jurisprudencia y del PGOU del municipio

Los servicios jurídicos del COIAL destacan que en todas las vías previas al contencioso se ha aportado justificación suficiente sobre la competencia de los ingenieros agrónomos para este tipo de proyectos, apoyada  por abundante jurisprudencia que es constante, clara y pacífica sobre el asunto, pero desde el inicio quedó clara su intención.  

En la sentencia, la jueza recuerda, mediante la sentencia de 2012 del TSJ de Madrid, que la Administración Pública “sirve con objetividad los intereses generales y dentro de dicha función se incardina la potestad de otorgamiento de licencias urbanísticas tanto para la realización de obras como para el ejercicio de actividades, la cual tiene un carácter eminentemente reglado sin margen alguno para la arbitrariedad”. Asimismo, destaca que el artículo 219.1 de la LOTUP dispone que las licencias “se otorgarán o denegarán de acuerdo con las previsiones de la legislación y del planeamiento, salvo el derecho de propiedad y sin perjuicio de terceros”, destacando que “a juicio de esta juzgadora, no concurre motivo que permita vedar a los profesionales con titulación de ingeniero agrónomo la redacción del proyecto necesario para licencias como la de autos, pues de acuerdo a los documentos 13 a 20 de la demanda, se imparte en la carrera universitaria asignaturas relativas a la construcción, proyectos, instalaciones eléctricas e hidráulicas…, que permiten concluir que se cuenta con la capacitación profesional para ese cometido”. 

Por el contrario, el Ayuntamiento de Manises alegaba que se trataba de un proyecto para un local destinado a uso residencial –los arquitectos mantienen un monopolio en este tipo de proyectos—, para justificar el veto al ingeniero agrónomo, argumento desmontado por la jueza de forma clara empleando el propio PGOU del municipio. 

La sentencia estima el recurso contra la resolución del Ayuntamiento de Manises por ser contraria a Derecho y por tanto la anula. 

Ignorar a todo un colectivo profesional y dispensar un trato vejatorio

Con la sentencia favorable en la mano, Baldomero Segura lamenta la actitud del Ayuntamiento de Manises: “Les recordamos, mediante una carta dirigida al alcalde, que estaban contraviniendo la normativa y la doctrina jurisprudencial sobre competencias profesionales y que debían revertir la situación, además de advertirles de acciones legales si no rectificaban”. Pero el COIAL solo obtuvo la callada por respuesta, algo que para el decano del COIAL, que también firmó como presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Agrónomos, es especialmente grave: “Represento a más de diez mil profesionales, a quienes ha ignorado al no dignarse a contestar la carta”. 

En el seno del COIAL también ha dolido “el trato vejatorio dispensado por el equipo técnico municipal: malos modos, falta de educación en el trato, prepotencia y mal estilo. Incluso llegaron a colgar el teléfono a nuestro abogado”, lamenta Segura, quien ha confesado sentir “rubor por el empleo del dinero público y de los recursos de la administración para intentar favorecer los intereses de un colectivo. Es un dispendio que han de pagar los contribuyentes, y es aún más grave si pensamos que sabían que iban a perder”.

La estrategia del Ayuntamiento crea en la práctica un monopolio a favor de los arquitectos, pues según el propio decano indica “se judicializa el asunto para obligar al propietario del local a contratar un arquitecto para firmar el proyecto ante la perspectiva de un conflicto judicial del que no se sabe, en principio, fecha de resolución, además de no tener ningún interés en enfrentarse a quien debe otorgar la licencia”. 

Finalmente, Segura ha recordado que esta victoria judicial “no es solo de los ingenieros agrónomos, sino de todos los profesionales de la ingeniería”, pues las intenciones del arquitecto municipal, los Técnicos de la Administración General y en última instancia del alcalde, que es el que firma, era reservar esta actividad en exclusiva para los arquitectos. No obstante apunta que “no se suele llegar a esta situación, ya que, por ejemplo, en el resto de municipios vecinos no tenemos este tipo de problemas”.

 

(*) Este texto corresponde a la nota de prensa que ayer enviamos a los medios de comunicación para denunciar este trato discriminatorio del Ayuntamiento de Manises. El COIAL, a través de todos sus medios, vela por defender los derechos de nuestros profesionales. La sentencia emitida por el Juzgado 2 de Lo Contencioso Administrativo de Valencia, que es firme, ha sido difundida para dejar bien claro que el colegio no va a permitir que ninguna administración menoscabe el trabajo de nuestros colegiados. A continuación os dejamos los enlaces a las noticias que ha generado nuestra nota de prensa. Agradecemos su apoyo a los medios que se han hecho eco, y esperamos que esta sentencia sea la última por un acto discriminatorio contra nuestro colectivo.

 

18/05/2018. Valencia Plaza.-Manises se enfrenta a los agrónomos y la Justicia le condena por discriminarles

18/05/2018. Las Provincias.- Ingenieros agrónomos ganan un recurso contra Manises

18/05/2018. Hortanoticias.-El Ayuntamiento de Manises, condenado por impedir firmar un proyecto a un ingeniero agrónomo


Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información. [Más información]

cerrar